CERTIFICA GOBIERNO CDMX A CONTRALORES

Boletín #40
6 de noviembre de 2017

  • Se trata de 77 servidores públicos fiscalizadores y la meta es certificar al cien por ciento los puestos que conforman las Contralorías de la CDMX.

El Gobierno de la CDMX, a través de la Contraloría General y la Escuela de Administración Pública (EAP), certificó a la mayoría de sus contralores internos, fiscalizadores en la administración pública capitalina.

Obtuvieron la certificación de competencias profesionales 77 servidores públicos, distribuidos en 21 dependencias, 28 entidades y 16 órganos político administrativos (Delegaciones). Cabe indicar que en cada ente público existe una contraloría interna encargada de auditar los recursos públicos y en su caso iniciar procedimientos administrativos para sancionar a servidores públicos.

En su intervención, el titular de la Contraloría General, Eduardo Rovelo Pico, refirió que la CDMX se congratula de ser el primer ejemplo en el país de obtener la certificación en competencias. “La meta sería que el día de mañana toda la administración pública nacional corra la misma suerte y obtengan estas certificaciones para ocupar los puestos con los perfiles idóneos.” La Ciudad de México está cumpliendo cabalmente, apuntó, con todas y cada una de las condiciones que establece su nueva Constitución de la CDMX, es decir, “la revitalización de la ética”.

Desde mediados de 2016, la Contraloría y la EAP iniciaron la profesionalización de los equipos fiscalizadores en aras de ampliar su efectividad y mejorar la rendición de cuentas y el combate a la corrupción. Durante los cursos han ampliado su gama de conocimientos, habilidades, actitudes y aptitudes, necesarias para su adecuado desempeño. La Contraloría aportó expertos en materia de responsabilidad administrativa y auditoría; la Escuela de Administración Pública de la CDMX, la metodología.

Al respecto, el Director General de la Escuela de Administración Pública, León Aceves Díaz de León, destacó el contexto de sonados casos de corrupción y del agravamiento de la percepción social sobre los gobiernos y el sistema democrático, por lo que la política de profesionalización y dignificación del servicio público en materia de control interno tiene la tarea de combatir la corrupción, desde la prevención, la investigación y la sanción. Tiene la virtud de la innovación y representa una significativa aportación no sólo para la ciudad sino para el país, dijo.

La Contraloría General CDMX tiene contralores certificados mediante una constancia expedida y avalada por la EAP, que confirma los conocimientos, habilidades y destrezas requeridos para el ejercicio de tan sensible labor, eleva la calidad profesional de los Contralores y garantiza a la ciudadanía el ejercicio de un servicio eficaz, eficiente con reconocida calidad profesional.

La profesionalización continuará para obtener la certificación de todos y cada uno de los puestos que conforman las Contralorías de la CDMX, además de la formación continua, actualización y capacitación de todo el personal que labora en la Contraloría General.